El Arte de los planes sencillos

admin/ septiembre 30, 2017/ Miscelánea

Este pasado puente hemos tenido mucho entre manos, así que algunos planes que teníamos previamente se nos han venido abajo. ¿Para qué son los planes si no?

Sin embargo hemos improvisado planes cerca de casa, excursiones y días con amigos que nos han venido estupendamente para recargar pilas y romper con la rutina. Hoy os traigo uno de esos planes, de mochila y bocata. Nos vamos al santuario de la Fuensanta.

Yo había ido de pequeña varias veces pero, aunque no fue hace tantos años, mis recuerdos eran difusos. Lo que hicimos fue preparar picnic, como os decía, ponernos calzado cómodo y al monte. El santuario está rodeado de pinares, así que después de verlo por dentro, que es precioso, nos fuimos a dar un paseo.

Los pinos dan un fresquito que aún necesitamos por aquí, así que pudimos «investigar el bosque» sin morir en el intento. Buscar unos cuantos palos, piedras, semillas… y así pasamos la mañana. También hay un pequeño parque con columpios, que siempre son buen recurso, y al que fuimos un rato después de dar buena cuenta de los bocatas y plátanos que llevábamos.

Además las vistas desde arriba son muy bonitas y hay varias rocas y montañitas que se pueden escalar.

Al fin y al cabo todas las regiones de España tienen mucho que ofrecer y Murcia no iba a ser menos, nos encanta conocer el entorno en el que vivimos y descubrir el arte que encierra, os animo a que redescubráis vuestro entorno. Aunque lleves toda la vida en la misma ciudad seguro que hay sitios a los que aún no has ido y llevas tiempo queriendo visitar, o tal vez rincones a los que hace tiempo que no vuelves, ¿cerramos fecha?